lunes, 17 de noviembre de 2014

EL CASTILLO DE OTRANTO



Autor: Horace Walpole.
Título Original: The Castle of Otranto, A Story. Translated by William Marshal, Gent. From the Original Italian of Onuphrio Muralto, Canon of the Church of St. Nicholas at Otranto.
Género: Novela gótica.
Año de publicación: 1764.
Páginas: 222.

SINOPSIS


El Castillo de Otranto desarrolla los hechos en la Italia medieval y nos presenta la historia del tirano Manfredo, cuya familia arrastra una maldición desde que su abuelo robara el poder del castillo a sus legítimos dueños. 

MI OPINIÓN

Estamos en presencia de la novela que es considerada la precursora de la literatura del terror gótico. El Castillo de Otranto mezcla ficción, horror y romanticismo.  

La narración se desarrolla en la Italia medieval, precisamente en la ciudad de Otranto, ubicada al sur de la península itálica, en la costa este. El Castillo es descrito como un lugar oscuro, con pasadizos, torres y grandes salas.  Encontramos misterios, elementos mágicos y sobrenaturales, así como traiciones, ambición y una maldición que se entretejen para lograr una trama interesante, en la que no podía faltar el amor. 


La historia comienza el día de la boda de Conrado, el único hijo varón de Manfredo, príncipe de Otranto. Manfredo había arreglado el matrimonio de su hijo con Isabel, hija del Marqués de Vicenza. La ceremonia estaba lista para empezar, pero Conrado no aparecía, así que envían a buscarlo. En ese momento empiezan a sucederse situaciones mágicas y sobrenaturales ya que Conrado, es encontrado en medio de uno de los patios del Castillo, sepultado bajo un gran casco.





"Encontró a su vástago destrozado y casi sepultado por un casco de un tamaño descomunal, cien veces más grande que cualquier casco que hubiera sido hecho por seres humanos y adornado con plumas de color negro". 




Al ver que su único descendiente hombre ha muerto y cegado por mantener el poder del Principado, Manfredo enloquece un poco y se le ocurre una idea detestable que involucra a Isabel, prometida de su hijo recién muerto. Al enterarse de sus planes, Isabel decide huir, e internándose en los oscuros pasillos y claustros de los cimientos del Castillo, logra escapar hacia el templo de San Nicolás, con la ayuda de Teodoro, un campesino que había sido encerrado por Manfredo ahí, acusado de haber tenido algo que ver con la aparición del gran casco que había quitado la vida a Conrado.

Ya bajo la protección del Padre Jerónimo, Isabel le cuenta el motivo de su huída del Castillo. Al acudir a enfrentar a Manfredo, el Padre Jerónimo descubrirá a una persona vinculada con su pasado y Manfredo utilizará este suceso para obligar al Padre a secundar sus horribles planes. 

Surge un triángulo amoroso, que lamentablemente terminará con la innecesaria muerte del verdadero amor.

Durante el relato, siguen apareciendo ante Manfredo, signos sobrenaturales que le indican que su actuación no es aceptada por la Providencia. El temor a lo divino se encuentra presente en prácticamente todo los personajes de esta novela. Los acontecimientos que no podían explicarse, los toman como señales divinas, para guiar su pasos. Aún con miedo, Manfredo opta por seguir sus planes. Al final de la historia, se descubrirá el origen de la maldición que existe sobre Manfredo y su estirpe, así como quién es el legítimo Príncipe de Otranto. 



"El castillo y señorío de Otranto dejarán de pertenecer a la actual familia cuando su auténtico dueño creciera tanto que no pudiera habitarlo". 





VALORACIÓN:


ACERCA DEL AUTOR

Horatio Walpole, IV Conde de Orford, nació en Londres el 24 de Septiembre de 1717. Aparte de escritor, fue político y arquitecto. 

Su orientación sexual siempre fue cuestionada. Algunos decían que era afeminado, y otros que sencillamente era asexual. Nunca se casó. 

Escribió muchas cartas. En una de ellas, fechada en 1754, acuñó el término Serendipity, derivado de la fábula siria: The Three Princes of Serendip. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario