viernes, 12 de diciembre de 2014

EL VALLE DEL ASOMBRO





Autor: Amy Tan.
Título original: The Valley of Amazement. 
Género: Novela de ficción/Drama.
Año de publicación: 2013.
Páginas: 688.



SINOPSIS:

1912, Shanghái. Violeta es la hija adolescente de Lulú, una estadounidense propietaria de la mejor casa de cortesanas de la ciudad. Siempre a caballo entre dos mundos, y viendo cómo Lulú evita hablar del pasado, Violeta no acaba de encontrar su lugar, y está convencida de que su madre no la quiere. Pero antes de que puedan arreglar sus diferencias ambas serán víctimas de un engaño que las separará, llevando a Lulú de vuelta a San Francisco y convirtiendo a Violeta en cortesana. Años después, y como si el destino fuera una condena a la que no pueden escapar, Violeta sufrirá también los reveses de la suerte, y se dará cuenta de que su única oportunidad de encontrar la felicidad pasa por enfrentarse al pasado, compartir sus secretos y profundizar en la compleja relación entre madres e hijas.

MI OPINIÓN

La historia contada por Amy Tan me ha generado diversas emociones, desde desconcierto hasta incredulidad, pasando por enojo. Se trata de poco más de 650 páginas, en las que 2 mujeres, madre e hija, se han auto infligido desgracia tras desgracia, gracias a que siempre toman las peores decisiones, para después sufrir y quejarse de las consecuencias. Son tantos los infortunios de estas dos mujeres, tantas sus desventuras, que la historia llega a parecer, en cierto punto, inverosímil. Además, para mí, resultó totalmente desconcertante que una madre dejare ir tan fácilmente a su hijo/hija, que se resignare tan rápidamente a perderlo (a) y que no hiciere hasta lo imposible por recuperarlo (a), limitándose sólo a desear que estuviera mejor sin ella. 

Este libro nos presenta la historia de Lucrecia Minturn (alias Lucía, Lulú) y su hija Violeta. Lucrecia es estadounidense y es la propietaria de una próspera casa de cortesanas en Shanghái, conocida como la Oculta Ruta de Jade o la Casa de Lulú Mimi; lugar al que llegó impulsada por amor, ese mismo amor que la defraudará en varias ocasiones y que le ocasionará mucho dolor y pérdida. Lucrecia no habría podido salir adelante si no es por la presencia y apoyo de Paloma Dorada (cortesana que se convirtió en su amiga y guía) y de Philo Danner, estadounidense que administraba una casa de huéspedes en Shanghái. Desde su llegada a esta Ciudad, tuvo la fortuna de encontrarse con estas dos personas, que le recibieron y la apoyaron como si fueran familia. Violeta es mestiza, mitad china - mitad americana. El tema de su origen mestizo, le ocasiona problemas de identidad que irá resolviendo conforme madura. Igual que su madre, Violeta es impulsiva en el amor, lo que le ocasionará problemas. E igual que su madre, tiene la buena suerte de encontrar una gran persona, que la guiará y la ayudará durante toda su vida, como una hermana: Calabaza Mágica, antigua cortesana de la casa que perteneció a Lucrecia Minturn. 


Shanghái, 1920. en primer plano se puede apreciar un rickshaw,
medio de transporte que es frecuentemente mencionado en el libro. 

Debido a las circunstancias que se les presentan a cada una por separado, en su tiempo, tanto Lucrecia como Violeta, se ven involucradas en el ambiente de las cortesanas. Las cortesanas no son simples prostitutas, sino que son refinadas, son cultas, conocen historias, poemas, tocan algún instrumento, saben vestir bien y conducirse con propiedad durante las grandes cenas organizadas por sus clientes o pretendientes. Todo un capítulo del libro, es dedicado a plasmar una especie de Manual de la Cortesana, y es ahí donde nos damos cuenta de todas las reglas que existen en torno a esta profesión. Este "Manual" le es transmitido verbalmente por Calabaza Mágica a Violeta, cuando esta última irremediablemente se ve arrastrada a este estilo de vida. 


Cortesanas, 1910.


Este libro, además de guiarnos por completo en el mundo de las cortesanas, nos ambienta perfectamente en el escenario social y cultural de Shanghái de finales de 1800, principios de 1900.  Resulta interesante cómo la autora incluye dentro de la trama, las tradiciones tan arraigadas en la sociedad china (honor en la familia, respeto y presencia de los antepasados), así como la estructura de los matrimonios (primera, segunda y tercera esposa; concubinas; cortesanas favoritas). Las supersticiones juegan también un papel importante en esta historia. Otro elemento que llama la atención, son los nombres tan peculiares que se asignan las cortesanas: Paloma Dorada, Calabaza Mágica, Nube Mágica, Nube Turgente, entre otros. 

Se agradece la existencia de personajes tales como el de Calabaza Mágica, quien demuestra su alto sentido de la lealtad, amistad y que además aporta tintes cómicos con algunos de sus comentarios. 

En general puedo decir que es un libro que se encuentra perfectamente documentado para transportarnos al Shanghái durante los años de 1897 a 1929, y que es narrado de manera sencilla. La historia es entretenida, sin embargo, como ya lo mencioné anteriormente, llega un punto en que, tanta desgracia que acontece a las protagonistas, le resta valor y credibilidad a la narración, ya que es imposible creer que dos mujeres tomen tan malas decisiones una y otra y otra y otra vez. Además, el final deja mucho que desear. 





ACERCA DEL AUTOR


Amy Tan nació el 19 de Febrero de 1952, en Oakland, California. Hija de inmigrantes chinos, Tan se mudó con su madre a Suiza, después de fallecimiento de su padre y su hermano mayor. 

Su primera novela fue El Club de la Buena Estrella, publicada en 1989, convirtiéndose rápidamente en un best seller.

En 1974 se casó con Louis DeMattei.


2 comentarios:

  1. Hola Jeannette....esperaba tu reseña!!!
    Coincido contigo, es un libro interesante, bien documentado, que retrata muy bien las costumbres chinas de aquella época. A mi no me hizo enojar....jajaja es la magia de los libros, el despertar en cada lector emociones diferentes. Me gusto el libro, aunque de Amy Tan me gusta más La hija del curandero y Cien sentidos secretos.

    ResponderEliminar
  2. Es correcto Cecy!! Pero he notado que un común denominador en mi caso: las historias desarrolladas en China me enojan jajaja ya ves con la pobre de Olan!! :) Gracias por comentar. Saludos!

    ResponderEliminar