jueves, 21 de mayo de 2015

EL RETRATO DE DORIAN GRAY




Autor: Oscar Wilde.
Título original: The picture of Dorian Gray.
Género: Novela narrativa.
Año de publicación: 1890. 
Páginas: 275.

SINOPSIS

El genial Oscar Wilde (1854-1900) quiso hacer de la belleza un refinamiento de la inteligencia, y para ello creó a uno de sus personajes más famosos Dorian Gray, un hombre que encarna el mal y su castigo. El retrato de Dorian Gray es una de las piedras angulares en los debates entre la ética y la estética, el bien y el mal, el arte y la vida. Un clásico de la literatura que sigue asombrando a todo tipo de lectores.

MI OPINIÓN

No es la primera vez que leo este libro. Quise leerlo de nuevo para poder reseñarlo, teniendo presentes todos sus elementos. 

Dorian Gray es un joven inglés de 17 años, aristócrata, que se distingue por su indiscutible belleza física. Basil Hallward, pintor, realiza un magnífico retrato de su amigo Dorian, logrando capturar su exquisita y extraordinaria belleza. Basil considera este retrato como su obra maestra. 

A través de Basil Hallward, Dorian Gray conoce a Lord Henry Wotton, otro aristócrata inglés, 10 años mayor que Gray. Ambos personajes traban de inmediato amistad, sintiéndose  Dorian atraído hacia la forma de vida y teorías que pregona Henry. 

"El fin de la vida es el desenvolvimiento de la personalidad. Realizar nuestra propia naturaleza cabalmente: para esto hemos venido." (El retrato de Dorian Gray, p. 40).

"El único medio de librarse de una tentación es ceder a ella". (El retrato de Dorian Gray, p. 41.).

"¡Viva usted! ¡Viva esa vida maravillosa que hay en usted! ¡No deje usted perder nada! Busque sin cesar sensaciones nuevas. No tema usted nada...".
.......
"Con su belleza, nada hay que no pudiera usted hacer. El mundo es suyo por una temporada...". (El retrato de Dorian Gray, p.p. 45-46.). 

Henry Wotton detecta que Dorian Gray ha sido atrapado por las teorías que ha expuesto. Le resulta interesante que este joven haya reaccionado con tanta rapidez a estas expresiones hedonistas. Incluso, su interés lleva a visualizar a Dorian Gray como una especie de experimento para probarse a sí mismo estas teorías. 

Dorian se ve sumamente afectado por las exaltaciones que realiza Lord Henry de la belleza y la importancia que le otorga a la juventud. Dorian Gray no desea envejecer. Quiere conservar eternamente su juventud y su belleza. Quiere permanecer tal cual lo ha representado Basil en esa pintura. ¿Qué hacer? En un momento de locura, encontrándose con Basil y Henry, en presencia del retrato, Dorian Gray formula un deseo, una petición. Dorian no lo sabe, pero este deseo le ha sido concedido. 

Unas semanas después, Dorian Gray conoce a Sibyl Vane, una actriz de un teatro modesto que logra personificar excelentemente a diferentes heroínas de la literatura y que logra transmitir al público sus emociones. Dorian queda prendado y se piensa enamorado. La diferencia social es muy marcada, pero esto no detiene a Gray. Una noche invita a Basil y a Henry a dicho teatro a conocer a su amada Sibyl, sólo para llevarse una tremenda decepción, ya que Sibyl, enamorada como se encuentra, no logra representar su papel con la excelencia que la distingue. 

Dorian Gray se siente defraudado por esta situación, se disculpa con sus amigos y toma una tajante decisión con respecto a Sibyl. A raíz de esta decisión, Dorian Gray descubre que su deseo le ha sido concedido y comienza a sumergirse en una vorágine de excesos, libertinaje y actos que no le generan ningún tipo de remordimiento. Se siente totalmente protegido por la petición que le ha sido concedida; se siente protegido por el retrato. 

Pasan 20 años, y Dorian Gray sigue viviendo una vida de placer, sin límites, desenfrenada. Físicamente no ha envejecido. Su belleza y juventud permanecen intactas. Ya hace tiempo que la sociedad inglesa cuestiona su modo de vivir y su falta de envejecimiento. Hay rumores. 

Una persona relacionada con alguien de su pasado llega para afectar su tranquilidad. Dorian Gray tiene miedo. Hay un retrato que le recuerda lo perdida que está su alma. Desea rectificar su vida. Pero para Dorian Gray es ya demasiado tarde. 

Una excelente novela que plantea los temas de la eterna belleza y juventud, la búsqueda del placer (sin importar las consecuencias), la frivolidad, la ambición, la obsesión, comportamientos homosexuales, la doble vida y la dualidad entre el bien y el mal. 

Oscar Wilde logra crear este personaje inolvidable, que se dejó influenciar por las ideas de un supuesto amigo, anteponiendo su belleza y juventud a la bondad, armonía y salvación de su propia alma. 



VALORACIÓN



ACERCA DEL AUTOR


Oscar Fingal O´Flahertie Wills Wilde, nació en Dublín, Irlanda, el 16 de Octubre de 1854. 


Le fue otorgada una beca para estudiar en la Universidad de Oxford. 

Contrajo matrimonio con Constance Lloyd y tuvieron dos hijos. Oscar Wilde se vio involucrado en un escándalo ya que se le relacionó sentimentalmente con otro hombre. 

Murió en París, Francia, el 30 de Noviembre de 1900.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario